REDES, SILVESTRE REVUELTAS, PAUL STRAND Y FRED ZINNEMANN EN CONFERENCIA MAGISTRAL

  • Eduardo Contreras Soto presentó la conferencia Redes, Revueltas, la música y el cine de su época.

  Presentación de la cinta en 35 mm, musicalizada por la Orquesta Sinfónica Nacional, próximo 24 y 26 de febrero.

 El pasado martes 14 de febrero, en el área de murales del Palacio de Bellas Artes se ofreció la conferencia magistral Redes, Revueltas, la música y el cine de su época a cargo del investigador, dramaturgo y musicólogo mexicano Eduardo Contreras Soto, actividad realizada en el marco de la muestra El murmullo de los rostros. Paul Strand en México, presentada por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA).

Aprovechando el espacio, Contreras recomendó al público asistir a la próxima interpretación de la música completa ─tal y como fue escrita para la película─ en cinta de 35 mm: Redes. Música en vivo con la Orquesta Sinfónica Nacional,bajo la dirección huésped de José Luis Castillo, en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes, el próximo viernes 24 y el domingo 26 de febrero.

Recomendación sostenida en la idea de que todo lo observado en la conferencia se vería enriquecido con este acto excepcional que merece la pena disfrutar.

Disertar sobre el trabajo visual de Strand, así como en el trabajo auditivo de Silvestre Revueltas, de la película Redes, dentro de las condiciones cinematográficas de la época, además de darle el valor intrínseco a la música de Revueltas, fue la intención de la conferencia, explicó Contreras Soto.

Redes fue producida por Secretaria de Educación Pública (SEP) entre 1934 y 1936, proyecto diseñado originalmente por Carlos Chávez, cuando en 1934 tenía a su cargo la dirección de Bellas Artes de la SEP, antecesora natural del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), donde Chávez trabajó en un proyecto muy ambicioso de organización y difusión de las artes como una actividad de educación e información social, con preceptos socialistas, con la idea del arte como bien público, externó el especialista.

De esta manera, Chávez invita a Paul Strand para que se hiciera cargo de las enseñanzas en los talleres fotográficos, levantamiento visual de muchas de las actividades de difusión educativa y de una sección de cine dentro de la cual existía la intención de hacer películas documentales, cortometrajes didácticos.

Es decir, el cine como elemento de la época, que estaba al alcance de públicos masivos y de esta manera generar conciencia.

Strand les propuso entonces la filmación de un documental sobre pescadores, idea que fue aceptada en principio, y entró en contacto con Agustín Velázquez (sobrino de Chávez) y con Emilio Gómez Muriel para escribir un argumento.

Poco después se incorporó Henwar Rodakiewicz al equipo de guionistas y sugirió que se llamara a Fred Zinnemann, joven director austríaco que trabajaba en los Estados Unidos, para que se hiciera cargo de la dirección de la película. A su llegada a México, Zinnemann tuvo varios desacuerdos con Strand sobre la preparación y realización de la cinta; finalmente, prevalecieron las opiniones del austríaco, y entre abril y octubre de 1934 se filmó la película Redes, que originalmente habría de llamarse Pescados, en escenarios de Alvarado y Tlacotalpan y la ribera del Papaloapan.

Chávez pensaba en un corto o medio metraje que ilustrará cuestiones sobre aspectos de lucha de clases, de la organización, de la economía y la productividad en el medio mexicano.

Silvestre Revueltas no formaba parte de este equipo original, pero se incorporó a finales de 1934  por cuestiones de cambios de índole burocrático; Antonio Castro Leal, fue quien designó a Revueltas para este trabajo.

Contreras Soto, señaló que Revueltas musicalizó posteriormente: Vámonos con Pancho Villa (Fernando de Fuentes, 1935), Los de abajo (Chano Urueta, 1939), entre otras.

Strand y Zinnemann chocan en el concepto de la película, entre una gran sucesión de grandes planos que examinaran el paisaje y rostros de las personas; mientras que Zinnemann, deseaba una edición dinámica, movimiento, acción física de los personajes.

Contradicción que el especialista consideró positiva, en la medida de que existe una relación visual significativa entre los momentos estáticos y momentos dinámicos que dialogan con la música. Lo esencial de la película, expresó el investigador, fue esta alternancia entre diálogo de actores y música que en su momento toma la voz cantante.

Expuso varios motivos musicales que Revueltas expresa magistralmente, donde se manifiestan la tensión, la culminación o muerte, lucha o conflicto, así como alegría, satisfacción por el trabajo. Música que dialoga con la imagen.

© INBA

Deja un comentario