Los trapos sucios se lavan en casa, estrena este 20 de mayo

¡Ven a reír al cine con esta película protagonizada por Arath de la Torre, Lisset, Giovanna Zacarías y Amorita Razgado!

Los trapos sucios se lavan en casa, la nueva comedia hilarante de Warner Bros. Pictures, llega a los cines a partir del 20 de mayo para provocar risas y en otros momentos, para mostrar una historia que conmueve, impacta e invita a la reflexión.

Los trapos sucios se lavan en casa es una comedia de autor que se desarrolla en la casa de los Ruiz Palacios, una familia adinerada mexicana donde Lupita (Giovanna Zacarías) y Toña (Amorita Razgado) trabajan como empleadas domésticas. Mientras la familia prepara un fin de semana en Las Vegas, las empleadas cansadas del incumplimiento de pagos y la falta de respeto de sus patrones, diseñan para ellos un plan muy diferente. Lo que nadie imagina es el gran secreto que esconde la familia.

Esta película es una producción muy distinta a todo lo que han visto en el género. Es una comedia particular, muy divertida y que nos enfrenta a una realidad como sociedad y nos pone en una perspectiva en la que nos reímos de algo que quizá nos pueda pasar a nosotros o a alguien que conocemos. También nos pone a pensar: ¿qué vamos a hacer para la conciliación entre los empleados domésticos y los empleadores? ¿Los empleadores siempre son los villanos?”, se cuestiona Arath de la Torre, quien da vida a Fernando Ruíz Palacios.

Lisset, una de las protagonistas de esta historia y quien interpreta a Gloria Ruíz Palacios, cuenta que “ésta es una comedia maravillosa de humor negro. Retrata algo que pasa todo el tiempo: la familia adinerada llega a ser indiferente e indolente con la gente que los ayuda en el servicio. Es un tema con en el que toda la gente se va a sentir identificada. Hay situaciones llenas de contrastes, por ejemplo, que ellas (las empleadas) viven al día y ellos (los patrones) no se preocupan por nada más que por irse a Las Vegas. Es un tema que hará reflexionar a la gente que vaya a verla al cine”, dijo.

Esta película es una comedia única en México porque no trata de hacer chistes a costa de los pobres, los ricos, los raros o los despistados, sino de la situación laboral tensa que existe entre patrones y trabajadores. Nos muestra –con mucho humor– lo absurdo, lo ridículo y lo exagerado de muchas de nuestras actitudes que, en ocasiones, señalan las actitudes de superioridad entre clases que muchas veces tenemos como sociedad.

Siempre me ha interesado tratar de incidir en las leyes para que tengamos mejor calidad de vida. No solamente en el medio cultura, sino también en el país en general. Estoy muy enojada con la clase política de este país por todo lo que ha pasado y cuando llegó Diego Muñoz –a quien yo ya había visto Bala mordida, que es una película increíble– a ofrecer el proyecto: una sirvienta que secuestra un político porque no le paga su sueldo, le dije: ‘yo quiero hacer la sirvienta’.

Elegí interpretar a Lupita por todo lo que significa. Representa a la clase trabajadora –que en México es el más del 80% de la población– subyugada por uso de agencias o terceros, con malos salarios, mala calidad de vida, etc… Lupita es una empleada doméstica que pide solamente lo que le corresponde y que cuando no lo recibe, toma medidas al respecto”, relata Giovanna Zacarías.

La cinta es protagonizada por Arath de la Torre (Cómplices, Los simuladores), Lisset Gutiérrez (la serie de TV Gossip Girl: Acapulco), Giovanna Zacarías (Sonora, Cómo cortar a tu patán, Cantinflas) y Amorita Razgado (Una última y nos vamos, ¿Qué le dijiste a dios?), José Alonso (Juegos inocentes, Corazón de melón) y Angélica Aragón (Treintona, soltera y fantástica, la telenovela Mirada de mujer), bajo la dirección de Diego Muñoz y producida por Matthias Ehrenberg (Gloria, Elsa y Fred, Dark places, No eres tú, soy yo).

Los trapos sucios se lavan en casa, la nueva película de Warner Bros. Pictures, llega a los cines del país a partir del próximo 20 de mayo.

 

 

Deja un comentario