BLACK WIDOW: ALREDEDOR DEL MUNDO

 

Este miércoles 25 de agosto BLACK WIDOW llega a Disney+ para todos los suscriptores de la plataforma sin costo adicional. Con un despliegue de producción en tres continentes y 64 sets de filmación, BLACK WIDOWembarca a la audiencia en un viaje visual único del que vale la pena conocer más.

UNA ESPÍA TROTAMUNDOS

La producción de BLACK WIDOW empezó en el verano europeo de 2019 y duró 87 días. Las escenas en locaciones de la película se filmaron en distintas ciudades de Reino Unido, Noruega y Marruecos, así como en Budapest y Atlanta. El coproductor Brian Chapek cuenta que los realizadores querían que la película se sintiera vasta y mundana para reflejar la historia de Natasha. “Como es una película de espías trotamundos, era importante que ubicáramos a Natasha en entornos del mundo real, lugares que eran imposibles de imitar en el plató de exteriores. Era importante, para lograr esa sensación de realidad, ir a muchos de estos lugares y filmar allí”, explica.

 

A su vez, el equipo coincidía en que debían contar la historia en una multiplicidad de ciudades con estilos bien disímiles. Desde Tánger hasta Budapest, la película atraviesa los paisajes más diversos, anclados de una manera u otra a la trama y el personaje.

UN REFUGIO EN NORUEGA, UN ENCUENTRO CLAVE EN BUDAPEST

La producción eligió los paisajes mágicos de Noruega para mostrar el refugio que elige Natasha tras infringir los Acuerdos de Sokovia y ser perseguida. La película se filmó dos días en un pueblito pesquero llamado Sæbø y luego en el valle de la carretera de Trollstigen. “Elegimos Noruega porque nos daba estos vastos paisajes y esa naturaleza reflejaba muy bien el lugar en el que estaba Natasha en su vida y que era para ella un pun