La obra teatral Me llamo Rachel Corrie, de Alan Rickman y Katherine Viner, se escenificará a partir de este miércoles 5 de octubre al 30 de noviembre en el Teatro el Granero del Centro Cultural del Bosque del INBA.

 Los pormenores de dicha puesta en escena los dieron Saúl Meléndez, subcoordinador nacional de Teatro del INBA; el director del montaje, Edgar Álvarez Estrada; la actriz protagonista María Inés Pintado, productor ejecutivo, Juan Carlos Bonet, y Susana Landeros, representante de la Fundación Fertilizando el Esfuerzo.

 Edgar Álvarez Estrada señaló que la obra trae a escena el conflicto de Israel y Palestina, para convertirse en un monólogo a favor de detener la violencia en el mundo. La pieza fue censurada en su momento por grupos extremista, pero luego de un tiempo se montó por primera vez la versión completa en Nueva York.

 Del personaje principal, explicó: “Rachel Corrie dice que es importante diferenciar la política del Estado israelí, del propio pueblo; en la historia se desarrolla esa postura a través de testimonios sobre dicha guerra”.

 El productor Juan Carlos Bonet hizo hincapié por su parte en describir el esfuerzo de este montaje como un trabajo orientado al aspecto social, cuya postura reivindica las luchas ciudadanas, capaces de indignarse y levantar la voz, y decirlo desde su país, ciudad o barrio. Como ejemplo, Rachel Corrie se jugó la vida en condiciones muy adversas, dijo.

 Por su parte, Saúl Meléndez calificó la obra como un trabajo artístico sobrecogedor, con un gran virtuosismo y una enorme entrega, en donde convergen palabras de indignación y la rabia de un luchador social que se convierte en mártir.

 La Fundación Fertilizando el Esfuerzo ha apoyado el proyecto a través de su Comisión de Cultura, aseguró Susana Landeros, e indicó que la puesta en escena es un gran esfuerzo con un mensaje importante en defensa legítima de las personas por el derecho a la vida.

 En su momento, la actriz María Inés Pintado expresó que el monólogo es un reto difícil para todo actor, pues le habla al público directamente y puede caer en el acartonamiento acartonado o ser inverosímil. “A los actores nos gusta protegernos con nuestros compañeros de escena, pero el texto de Me llamo Rachel Corrie es tan entrañable e importante que favorece el esfuerzo del protagonista por sacar este proceso que es difícil, dado el tema que aborda”.

 También explicó que parte del trabajo actoral es investigar sobre el tema y lugares donde está sucediendo. Rachel es una chica joven y entusiasta, cuando llega a Palestina, la realidad la rebasa. De ahí parte toda la historia.

 Me llamo Rachel Corrie se presentará en temporada del miércoles 5 de octubre al 30 de noviembre, todos los miércoles a las 20:00 horas en el Teatro el Granero del Centro Cultural del Bosque del INBA.

FUENTE Y FOTOGRAFIAS INBA.