• Proyecciones multimedia a cargo del artista Gregorio Luke

  • Viernes 14, sábado 15 y domingo 16 en la explanada del  recinto

  • Murales bajo las estrellas en el marco del ciclo A las puertas del Palacio

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) presentará, por primera vez en la explanada del Palacio de Bellas Artes, a través de una pantalla gigante, fabricada ex profeso para la ocasión, de 16 metros de ancho por 4 de altura, tres espectáculos multimedia con lo más destacado del movimiento muralista mexicano, a cargo del destacado investigador y conferencista Gregorio Luke, bajo el título Murales bajo las estrellas, como parte del ciclo artístico-cultural A las puertas del Palacio.

La obra muralística de José Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, será presentada en forma espectacular los días 14, 15 y 16 de octubre, a las 20:00 horas, en lo que Gregorio Luke definió como “el compromiso más difícil de mi carrera. Es como un torero que viene a la Plaza México. En la ciudad de México la gente puede corroborar fácilmente no sólo la veracidad de mis palabras sino la calidad de las imágenes que presento.

“En México hay sed de reencontrase con los valores propios, una especie de neovasconcelismo, en todas partes encuentro esta efervescencia”, explicó el creador de este concepto, que incluye la utilización de tres potentes cañones de luz que permiten conservar la intensidad de las obras de arte originales.

El viernes 14 toca turno a José Clemente Orozco: “Presentaré la gran mayoría de sus murales pintados en Estados Unidos, los murales de Guadalajara y por supuesto los de Bellas Artes. De Orozco lo que me asombra es su valentía. Vamos a mostrar el mural de la Suprema Corte de Justicia, donde pone a los jueces corruptos, borrachos, en contubernio con los abogados”, explicó en entrevista Luke.

En la Universidad de Dartmouth Orozco pintó un mural en el que representa a la academia muerta: “Calaveras con todo y birrete que representa a esos profesores que no trascienden la academia y ahí se quedan. Por supuesto mostraré su Basurero de las ideologías, que pintó en Guadalajara, donde pone en el mismo cesto la hoz y el martillo, la cruz y la esvástica, para denunciar a los falsos líderes”, comentó el también el ex director del Museo de Arte Latinoamericano en Long Beach, California.

La exposición incluirá también una amplia muestra de las extraordinarias caricaturas de Orozco, así como diversos aspectos de su vida y su filosofía, su lucidez y capacidad crítica, que siempre puso el dedo en la llaga, aunque se le considerara una persona ideológicamente incorrecta, que nunca se alineó a ningún partido.

El sábado 15 se mostrará la obra de Diego Rivera, a través de una vasta colección de imágenes, que incluye las únicas fotografías originales del mural prohibido y censurado que pintó en el Centro Rockefeller y que después volvió a pintar en el Palacio de Bellas Artes, donde actualmente se exhibe.

“Cuando retiraron el mural fue escoltado por la guardia nacional estadounidense y prohibieron fotografiarlo, sin embargo, algunos de sus asistentes tomaron algunas imágenes en blanco y negro de manera clandestina, de las cuales mostraremos dos. También hablaré del Diego múltiple, del Diego cubista y su relación con el arte mundial que después se reflejará en su trabajo y estilo. Me conmueve su maestría extraordinaria, su dibujo maravilloso, su convicción en México”.

El domingo 16, dedicado a la obra de David Alfaro Siqueiros, con una exposición de Gregorio Luke que iniciará con el mural América tropical, pintado por Siqueiros en 1932, en la ciudad de Los Angeles: “Le fue comisionado con esa idea que tienen algunos estadounidenses de México como un país tropical donde estira uno la mano y caen las frutas.

“Pero el último día pidió lo dejaran solo para poner el último detalle. A la mañana siguientelo que apareció en el centro del mural fue un indígena crucificado bajo el águila del imperialismo. Inmediatamente fue destruido el mural, lo pintaron de blanco y desde entonces ha sido como un fantasma que ha inspirado el movimiento del arte chicano.

“Por supuesto hablaremos de toda su obra, de sus ideas, para presentar al personaje histórico, sin ocultar nada, incluido el atentado contra Trotski, los argumentos maravillosos de sus escritos, incluida también su célebre frase No hay más ruta que la nuestra, y de que se le ha acusado, en mi opinión falsamente, de ser una persona sectaria. Hablaré del gran revolucionario de la plástica que es Siqueiros, el artista que incorpora la fotografía  y nuevos materiales al arte. Me atrae su capacidad revolucionaria combinada con su sentido artístico”, concluyó Gregorio Luke.

FUENTE Y FOTOGRAFIAS INBA.