Max Richter estrena su obra maestra ‘VOICES’, inspirada en la Declaración Universal de Derechos Humanos

MAX RICHTER

LA NUEVA GRABACIÓN PIONERA DEL COMPOSITOR, SE ESTRENA EL DÍA DE HOY

UNA OBRA MUSICAL Y TÉCNICA CON 10 AÑOS DE ELABORACIÓN

La orquesta ‘al revés’, voces provenientes del público y la narración de Kiki Layne

“Me gusta la idea de una pieza de música como un lugar para pensar, y está claro que todos tenemos algo en qué pensar en este momento” – Max Richter

ESCUCHA EL ÁLBUM ‘VOICES’ AQUÍ

 

Más de una década después de su creación, VOICES, el nuevo álbum pionero de Max Richter, un importante proyecto de grabación inspirado en la Declaración Universal de Derechos Humanos que se encuentra disponible a partir del día de hoy. El álbum es una respuesta artística a nuestros tiempos turbulentos y al potencial humano por la compasión.

Voices es el álbum más reciente del innovador artista de miles de millones de reproducciones detrás de SLEEP, la histórica composición de 2015. En el corazón de VOICES está un profundo sentido de comunidad global, nacido de la visión de la música de Richter a lo largo de su carrera como activista y su deseo de unir audiencias en todo el mundo. Los tres primeros sencillos ‘All Human Beings’, ‘Mercy’ y ‘Origins’ han sido lanzados en las últimas semanas para una amplia aclamación.

En una época de cambios globales dramáticos, VOICES ofrece un mensaje musical de esperanza. Max Richter invitó a personas de todo el mundo a formar parte de la pieza, lecturas de origen público de la Declaración Universal de Derechos Humanos para ser entrelazadas en la obra, que cuenta con una orquesta “al revés”. Recibió cientos de aportaciones en más de 70 idiomas. Estas lecturas forman el paisaje sonoro a través del que fluye la música: ellos son las VOCES del título. Max comentó: “Es importante para mí que estas VOCES no sean actores sino personas reales. Las lecturas son increíblemente conmovedoras”.

Junto con el álbum, Yulia Mahr, ganadora del premio BAFTA, ha creado impresionantes vídeos para los dos primeros sencillos ‘All Human Beings’ y ‘Mercy’. Los videos ofrecen una visión de un proyecto audiovisual completo que se anunciará más adelante en el año. Richter y Mahr han trabajado juntos durante más de 25 años como parte de Studio Richter Mahr, un hogar colaborativo para sus proyectos creativos. En su esencia está la creencia de que la creatividad existe como un proyecto social que puede iluminar la vida de las personas y de la sociedad en su conjunto y de que el arte existe más allá de todos los límites.

Hablando sobre el concepto detrás de VOICES, Richter dice: “Las palabras iniciales de la declaración, redactada en 1948, son ‘Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos’. Estas palabras inspiradoras son un principio rector para toda la declaración, pero, mirando alrededor del mundo lo que hemos hecho en las décadas desde que fueron escritas, está claro que las hemos olvidado. Los recientes y brutales acontecimientos en los Estados Unidos, que provocaron las trágicas muertes de George Floyd y Breonna Taylor, así como innumerables otros abusos en todo el mundo, son prueba de ello. En esos momentos es fácil sentirse desesperanzado, pero, así como los problemas de nuestro mundo son de nuestra propia creación, así pueden ser las soluciones”.

Adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1948, después de la Segunda Guerra Mundial, la Declaración Universal de Derechos Humanos fue redactada por un grupo de filósofos, artistas y pensadores convocados por Eleanor Roosevelt para abordar las grandes preguntas de la época. La voz de Roosevelt se puede escuchar al comienzo de VOICES, ya que Richter incorpora, en su pieza, la grabación de 1949 del preámbulo de la Declaración. Junto a Roosevelt y las VOCES de origen público, también hay narración de la aclamada actriz estadounidense Kiki Layne (If Beale Street Could Talk) cuyos tonos distintivos complementan el paisaje sonoro coral, orquestal y electrónico.

VOICEStuvo su estreno mundial en Londres en febrero, con más de 60 músicos interpretando en vivo en el escenario de Barbican. La música implica una reimaginación radical de la formación tradicional de la orquesta. “Salió de esta idea de que el mundo se puso patas arriba, nuestro sentido de lo que es normal siendo subvertido, así que he puesto la orquesta patas arriba en términos de la proporción de instrumentos”, dice Richter. Ha compuesto la obra para 12 contrabajos, 24 violonchelos, 6 violas, 8 violines y un arpa. Se les une un coro de 12 elementos sin palabras, así como Richter en los teclados, la solista de violín Mari Samuelsen, la soprano Grace Davidson y el director Robert Ziegler.

Max Richter continúa superando los límites de la música, el arte y la tecnología, forjando nuevos caminos creativos para abrazar a los oyentes de todo el mundo. Estos nuevos proyectos no son sólo un escaparate de su extraordinario talento, sino también un llamado a la contemplación y una celebración de la comunidad en tiempos cambiantes.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s