Humor negro y poesía para los adictos a las novelas policíacas o los thrillers psicológicos.

Plástica hiperrealista que muestra los conflictos que han vivido todos los integrantes del Teatro de los Efímeros.

Lunes y martes, 20:00 horas, en la sala Xavier Villaurrutia del CCB.

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) presenta una novela salida de la imaginación enfermiza de James Ellroy, con ingredientes de Samuel Beckett: la obra teatral Homicidio imperfecto, que se viene presentando los lunes y martes a las 20:00 horas en la Sala Xavier Villaurrutia del Centro Cultural del Bosque.

Bajo la dirección de Silvia Ortega Vettoretti y la dramaturgia de Martín López Brie, Homicidio imperfecto es representada por los actores Miguel Conde, Salvador Hurtado y Carlos Castellanos, además de las actrices Flavia Atenco, Carmen Ramos y Mahalat Sánchez.

Desde el inicio, la obra atrapa al espectador. Cuatro sospechosos de asesinar a “una moderna meretriz de Babilonia”, no sólo exhiben sus fobias sino que sacan a relucir sus más profundas intimidades, aquellas que el inconsciente no se atreve a revelar en la oscuridad.

Cuatro personajes que no tienen nada en común al principio, pero que poco a poco van descubriendo que sus modos de pensar son casi idénticos, son los principales sospechosos de un crimen que a ciencia cierta no se sabe cómo ni cuándo ocurrió. Un cadáver los reúne en un interrogatorio de policía, en busca del asesino. Los cuatro andan a la defensiva y sólo piensan en salvar su pellejo. Las mentiras afloran y al final, la verdad sale a relucir.

Con una escenografía sencilla, las actuaciones de los seis actores es lo que mantiene expectante a los asistentes. La música mantiene un tono sombrío y amenazante. Mucho humor negro y algunas dosis de poesía, son utilizados por el dramaturgo para crear una obra que en muchos momentos es original.

Para los adictos a las novelas policíacas o los thrillers psicológicos, Homicidio imperfecto es ideal de ver en el escenario; para los que no lo son es una buena forma de iniciarse en este género que es disfrutado por millones de personas en todo el mundo.

Ortega Vettoretti es la creadora de un proyecto que se llama Teatro de los efímeros, cuyo “trabajo no existe antes y deja existir después del hecho escénico”. Ella señaló que la obra que dirige está inspirada en la plástica hiperrealista y muestra los conflictos que han vivido todos los integrantes

de ese grupo como generación nacida en los años 70 del siglo pasado: soledad, anonimato, frustración, espiritualidad nulificada y el dominio del mercado como la única forma de vida posible.

Según explicó cada actor fue formando a su propio personaje, con todo y sus fobias y simpatías; luego se invitó al dramaturgo Brie para unir las piezas del rompecabezas. El resultado es esta obra: “Es una obscena disección del psique de cuatro sospechosos de asesinar brutalmente a una mujer”, dice el slogan de la obra, pero el espectador, al ir descubriendo el velo de la obra, sabrá que es mucho más que esto; el final es bastante sorpresivo.

Homicidio imperfecto se presenta hasta el 7 de noviembre en la Sala Xavier Villaurrutia del CCB los lunes y martes a las 20 horas.

FUENTE Y FOTOGRAFIAS INBA.